Artículo publicado por Revista Expansión Nov. 12, 2003
por: Norma Lezcano

7 de cada 10 ejecutivos mexicanos tiene sobrepeso, los excesos de comida no solo afectan a la salud, tambien al rendimiento de las empresas
El nivel de combatividad entre los altos empleados ha aumentado,Ahora son más jovenes quienes ocupan puestos y la competencia entre ellos es mucho más fuerte

abes lo qué es el food craving? No es una patología. Quienes lo padecen no se pueden considerar enfermos. La psicología laboral, en un intento de descripción ajustada, comenzó a llamar a este nuevo fenómeno

del mundo corporativo “síndrome del comedor emocional”. Estudios realizados en Estados Unidos y Canadá lo identificaron como food craving o compulsión emocional a la comida. Se trata de la distorsión de los hábitos alimenticios que padece un creciente número de altos ejecutivos, los cuales se ven atrapados por el deseo constrictivo de acceder a un determinado tipo de comestibles por el efecto de un estado emocional.



Alertas

Con 44 años, 30 kilos de sobrepeso, varias empresas textiles bajo su dirección y una jornada laboral de no menos de 12 horas, Juan Armando R. llegó a la consulta con la nutrióloga cuando advirtió que sus análisis clínicos mostraban parámetros más deteriorados que los de su padre, de 73 años. El ejemplo vale como referencia de una realidad que afecta en México al 70% de la gente que ocupa cargos de dirección general y jefaturas de departamento. El doctor Héctor Bourges Rodríguez, director del departamento de Nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, afirma que “50% de los 1,100 encuestados en el Distrito
Federal por una consultora privada reflejó colesterol alto". El estudio se realizó el año pasado y demostró tam- bién que "10% tiene tensión arterial alta y 5% glucosa elevada".

Evidentemente, algo no se está digiriendo bien en la empresa moderna, y esta es una realidad que excede el escenario nacional. Datos de la Confederación Iberoamericana de Directivos Sanitarios (Cidis) indican que la mayoría de los ejecutivos de entre 30 y 35 años tienen problemas cardíacos. "El nivel de combatividad entre los altos empleados ha aumentado. Ahora son más jóvenes quienes ocupan puestos ejecutivos y la competencia entre ellos es mucho más fuerte", argumenta Juan Rovirosa, presidente de la institución.

Un informe del European Institute for Health Care completa la descripción del escenario: "Los más estresados son los mandos intermedios, porque lo que origina mayor estrés es la excesiva rivalidad entre los profesionales de la misma compañía." Sin duda, un territorio fértil para que prosperen los comportamientos compulsivos, como "adaptaciones inadecuadas frente a la presión, el estrés y el conflicto", tal como explica el doctor Eduardo Herrasti Aguirre, docente de la Facultad de Psicología de la UNAM.

página 1 de 2